Efecto hidrofóbico de un Tratamiento Cerámico

IMG 20190107 114418 - Efecto hidrofóbico de un Tratamiento Cerámico

Prueba hidrofóbica en un Hyundai I30N que lleva 2 meses sin lavar desde su aplicación.

Este Hyundai I30N ha vuelto a nuestro centro de detallado de coches a realizar un mantenimiento de carrocería tras la aplicación de un tratamiento cerámico realizado hace poco más de 2 meses.

En la primera imagen, podemos apreciar el estado del coche la cual no se le ha realizado ningún tipo de lavado exterior tras realizar casi 400km trás la aplicación de nuestro tratamiento cerámico.

Un tratamiento cerámico otorga, entre otras cosas, una protección extra a la carrocería. Esta protección puede prologarse más de 2 años. Proporciona una capa de impermeabilidad que produce este efecto hidrofóbico. Protege de contaminantes exteriores, como resinas, marcas de mosquitos, excrementos, entre otros.

El efecto hidrofóbico no es más que una consecuencia del llamado beading, lo cual crea un ángulo de gota de casi 180 grados. Al provocar este efecto, el tratamiento nos quiere dar la información de que la protección está activa.

Además, no solo otorga estos beneficios si no que el proceso de limpieza es mucho más práctico, minimizando los riesgos sobre la carrocería al usar productos abrasivos, y teniendo una capacidad de auto-lavado mucho mayor.