Coating Cerámico: En qué consisten los tratamientos cerámicos

coating cerámico en un abarth
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Mantener el coche como nuevo es esencial para cualquier propietario y amante de los coches, y actualmente existen métodos como un tratamiento cerámico.

El término Coating Cerámico o tratamientos cerámicos no suele conocerse demasiado. Sin embargo, empieza hacerse camino en el mundo de los coches, ya que ofrece ciertos beneficios en sobre el cuidado y el mantenimiento de la estética del vehículo. Ideal para aquellos vehículos nuevos que quieran alargar y potenciar el acabado visual del mismo, o para aquellos que quieran renovar por completo el aspecto físico de la carrocería.

¿Qué son los Tratamientos Cerámicos (Coating Cerámico)?

El tratamiento cerámico o Coating Cerámico es una técnica al auge que se encarga de brindar protección a la pintura externa del coche, así como otros elementos y materiales del mismo.

Dicho tratamiento consiste en la preparación previa de la carrocería y posterior aplicación de un producto sellador para aportar a la pintura del coche una mayor protección. Protegiendo, entre otros, de los agentes externos, evitando que la misma se deteriore con el paso del tiempo. Además de ayudar a devolverle la vida a la pintura, aportando brillo y protección duradera entre 2 y 8 años.

Coating Cerámico: En qué consisten los tratamientos cerámicos

¿Cómo están elaborados Tratamientos Cerámicos (Coating Cerámico)?

Este tipo de selladores por lo general están fabricados en base a elementos químicos como el cuarzo, la dióxido de sílice y el titanio.

¿En qué consiste?

El tratamiento cerámico se aplica sobre la superficie externa del coche, creando una delgada pero resistente película que se encarga de rellenar cada poro de la pintura y crear una capa de protección cerámica.

Coating Cerámico: En qué consisten los tratamientos cerámicos

Finalidad de los Tratamientos Cerámicos (Coating Cerámico)

La finalidad de los tratamientos cerámicos o Coating Cerámico es proporcionar los cuidados necesarios al coche. Lo que garantiza un mayor brillo y una adecuada protección frente a los cambios climáticos y los contaminantes externos comunes como el polvo, la lluvia, el excremento de aves y las radiaciones UV.

Calidad y eficiencia

El nivel de protección del tratamiento puede variar, dependiendo de la calidad de los diferentes productos que se usen. A mayor calidad, el nivel de protección, el grado de pulido y la duración del acabado será mayor. Un componente imprescindible es la preparación previa de la carrocería. Siempre es recomendable realizar un pulido profesional de menor a mayor intensidad dependiendo del estado del vehículo.

Beneficios de los Tratamientos Cerámicos

Superficie más lisa

Los beneficios de este tipo de productos son notables desde el instante en que se aplican. El recubrimiento se encarga de rellenar cada uno de los poros de la superficie del vehículo, dejándola evidentemente suave y completamente lisa al tacto. De esta forma, evitando que el polvo y la suciedad se incruste en dichos poros.

Más brillo

Además el brillo que ofrece el tratamiento a la pintura es instantáneo. Se nota al primer contacto pasadas las primeras 24 horas tras su aplicación. También resulta ser repelente a los efectos del agua, llamado Beading. Evitamos así la corrosión de las diferentes partes del coche.

Coating Cerámico: En qué consisten los tratamientos cerámicos

Acabo resistente frente a agentes externos

Se ofrece un acabado altamente resistente frente a los rayos UV y a las temperaturas altas. Los elementos usados en los tratamientos cerámicos actúan como una especie de barrera térmica. Además la protección frente a los rayos UV evita que el sol deteriore la laca original que recubre la pintura. De esta forma, evitando así la des-pigmentación a pesar del paso del tiempo. Es un gran aliado contra la protección de mosquitos, entre otros.

¿Cuánto duran los Tratamientos Cerámicos?

La duración del tratamiento dependerá del producto utilizado y de los cuidados que se dé al vehículo tras la aplicación del mismo. Puede variar entre 2 y 8 años dependiendo de la dureza escogida.

Tener un tratamiento cerámico conlleva realizar la limpieza del coche de la manera correcta. Siempre con productos adecuados que no dañen el tratamiento y la pintura. Por ello lo más conveniente es que lo realice un Detailer acredito o un centro de detallado profesional.

En Detail Park realizamos la preparación y aplicación de tratamientos cerámicos.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario